Páginas

26 diciembre, 2017

2cero17

Niego con la cabeza
perdonándome mis excesos,
lamiendo las heridas
que yo mismo me hice.

Son los espejos fotos del pasado,
cárceles de memoria
a cadenas perpetuas.
Busco en gamas negras miradas
que muestren la salida,
que vivan en (para) mi cuerpo,
que canten cada nota de ilusiones.

No quedan niños en la plaza
pero sí padres vigilando;
ya nadie desea perderse
donde yo no puedo encontrarme.


No hay comentarios:

Publicar un comentario